viernes, 15 de enero de 2010

Carlos Sáenz de Tejada, y el peso del compromiso político

Con esta actualización me gustaría reivindicar la obra, injustamente olvidada en nuestros días, del pintor y dibujante español Carlos Sáenz de Tejada.

Nacido en Tánger en 1897, realizó sus estudios en Orán, donde su padre era cónsul. En 1916 ingresa en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando, siendo sus profesores, maestros de la talla de Mezquita, Sorolla y Sotomayor.
Pronto mostró una especial preferencia por la ilustración, que practicó colaborando en periódicos y revistas madrileños, como La Esfera, Nuevo Mundo o La Libertad. En 1925 participó en la Exposición de Artistas Ibéricos celebrada en el parque del Retiro, y en 1926 marchó becado a París, donde residió hasta 1935. Allí consolidó su prestigio en el campo de la ilustración trabajando como figurinista de moda en publicaciones como Vogue, L'Ilustration y Fémina, además de realizar escenografías para diversas compañías de ballet.

Sáenz de Tejada de nuevo en España se instala en Laguardia (Álava), localidad con la que tenía vínculos familiares. Al estallar la Guerra Civil en 1936 se integra como voluntario en el bando nacional, convirtiéndose en «ilustrador oficioso» de la contienda -lo que tristemente hoy en día pasa factura a su obra-. Colabora en la revista falangista «Vértice» de San Sebastián (1937-1943) e ilustra la Historia de la Cruzada de J. Arrarás, para Ediciones Españolas.

Cuando finaliza la guerra, continúa colaborando en las revistas "ABC" y "Blanco y Negro”, y en 1944 ingresó como profesor en la Escuela de Bellas Artes de San Fernando y en la Escuela de Artes y Oficios de Madrid, labor docente que compaginó con nuevos trabajos de ilustración y con la creación de escenografías para teatro. Realiza las ilustraciones de libros como “Don Juan Tenorio” de Zorrilla, “el Bosque Animado” de Fernández Flórez o “los Intereses Creados” de Benavente. También se dedicó a la pintura mural, en obras que presentaban un vigoroso realismo en la línea de Zuloaga, entre las que cabe destacar las que decoran el Valle de los Caídos, y las del edificio del Instituto de Investigaciones Agrónomas de la Ciudad Universitaria de Madrid.
Murió en la citada capital en 1958.


Los expertos han calificado su personal estilo como de Expresionismo Figurativo o de realismo crítico, si bien es cierto que su obra evolucionó de un barroquismo costumbrista con añoranzas “imperiales” y épicas, hacia un regionalismo vasco más sosegado.

Las ilustraciones que he elegido para acompañar la vida y obra de este artista, tienen la solemnidad y el escorzo heroico de esa primera época, por ser estas las concernientes a lo histórico, militar o bélico, pero recomiendo vivamente al lector interesado, le eche un vistazo a otras facetas de su obra, como la de esta recopilación.
http://www.foroxerbar.com/viewtopic.php?t=9973

7 comentarios:

jose manuel dijo...

La verdad es que siempre me gustó la obra de este artista, al que descubrí hace años coleccionado una serie de fascículos sobre ña Guerra Civil Española en los que las portadillas de los mismos constituían de por sí otro volumen con carteles de la contienda y entre los que había gran cantidad de los de Tejada. Yo también soy de la opinión que su militancia le ha hecho pagar la factura del injusto olvido. Josito

Waldo dijo...

Muy interesante el enlace, la verdad es que hay cosas muy chulas.
He de reconocer mi absoluta ignorancia de la existencia de este artista.
Un saludo.

JorgeFS dijo...

Es cierto que hay muchos y muy buenos pintores y escultores que han cultivado la temática española. La mayoría, para mi, desconocidos, si no fuese por páginas como estas que nos los rescatan. Así que lo cierto es que tenemos temática a mano, aparte de las creaciones propias que se nos puedan ocurrir, para no parar en unos cuantos años ... lustros ... decenios ... lo que nos quede de vida.

lmesteban dijo...

Gracias por los comentarios y las opiniones. La pintura de temática militar pre, durante, y post guerra civil española me parece muy curiosa y poco conocida por el gran público.
No obstante, de este autor en concreto, me parece tan interesante o más si cabe, su obra civil y la variedad de soportes artísticos con que trabajó.

Anónimo dijo...

Hello, as you can see this is my first post here.
Hope to get any assistance from you if I will have any quesitons.
Thanks in advance and good luck! :)

delco dijo...

Difiero de tu opinión y creo que la obra de Tejada está justamente olvidada. La importancia que tuvo en el arte oficial debe ser considerada en el contexto de su época y no mejora mucho la herencia artistica dejada por ciertos pintores realistas soviéticos o alemanes que fueron sus contemporáneos.
Le considero, ideologías aparte, un mal ilustrador, amanerado y cursi a más no poder

Diego M. dijo...

Como le pica a "delco" que fuese voluntario nacional y "pintor oficioso" de dicho bando. Le escuece. Y de estirpe vasca, para más inri. Filocarlista. Uy... ¡Inaceptable!