viernes, 11 de febrero de 2011

Las Navas de Tolosa

A cinco kilómetros de Santa Elena el pueblo más septentrional de la provincia de Jaén, junto al paso de Despeñaperros, existe un paraje donde los restos de armas antiguas son tan abundantes que durante siglos han surtido a los labriegos de la comarca del hierro necesario para la fabricación de sus herramientas. Es el campo de batalla de las Navas de Tolosa.”


La conclusión del último diorama coral del grupo “Los alegres Turlurones”, representando la entonación del “Te Deum Laudamus” al final del combate de Las Navas -basado en las ilustraciones de Ángel García Pinto- me ha dado pie esta semana a tratar, desde un punto de vista artístico, la batalla más importante y que más influyó en la llamada “Reconquista”.


Históricamente, la batalla de las Navas de Tolosa (16 de julio de 1212) supuso la entrada de los cristianos en el corazón de Al-Andalus conquistando poco después todo el valle del Guadalquivir. La victoria de los cristianos aliados (castellanos, navarros, aragoneses y franceses) contribuiría al derrumbe del imperio almohade y a la rebelión de los andaluces para liberarse de ellos, con lo que la desunión musulmana facilitaría aún más la conquista castellana.


Las Navas de Tolosa por Francisco de Paula Van Halen

La representación de la batalla de las Navas de Tolosa en el arte, salvando su inclusión en las miniaturas de las Cantigas de Santa María de Alfonso X el Sabio (1284), ha quedado limitada fundamentalmente a los pintores historicistas del siglo XIX.

Es en ese siglo, de la mano del movimiento Romántico y el Realismo, cuando cobra especial protagonismo la pintura de historia. El motivo se encuentra en el despertar de los nacionalismos en Europa, siendo reflejo en nuestro país, la búsqueda histórica de los orígenes nacionales en forma de cuadros grandilocuentes donde plasmar momentos históricos importantes, hazañas o victorias militares.


El Triunfo de Santa Cruz en la batalla de las Navas de Tolosa de Marceliano Santa María

Posiblemente, de todas las obras que hacen referencia a la batalla, la más importante sea la pintada en 1864 por Francisco de Paula Van Halen (1810-1887), la cual, aunque perteneciente al Museo del Prado, se haya depositada desde 1879 en el Palacio del Senado en Madrid.

El Triunfo de Santa Cruz en la batalla de las Navas de Tolosa de Marceliano Santa María (1866-1952), fechada en 1892, es otra de las más conocidas. Su ubicación actual es el Museo Marceliano Santa María en Burgos.


El Palacio del Gobierno de Navarra en Pamplona acoge dos representaciones de la batalla: un lienzo pintado en 1864 por Francisco Aznar (1831-1911), y un impresionante tapiz realizado en 1950 por Vicente Pascual en base al diseño del pintor Ramón Stolz. También en Navarra, un poco más al norte, en Roncesvalles, los peregrinos que visitan la Colegiata de Santa María pueden admirar la preciosa vidriera que recoge el momento en que el rey Sancho VII el Fuerte asalta las cadenas que protegen al califa Miramamolín.


Batalla de las Navas de Tolosa por Víctor Morelli


Las Navas de Tolosa por Horace Vernet. Versalles

Otros artistas de la época como Antonio Casanova y Estorach (1847-1896), Víctor Morelli (1860-1936) o el francés Horace Vernet (1789-1863) también dejaron su personal interpretación de Las Navas de Tolosa.


Para acabar, me gustaría recomendar la visita del Museo de la batalla de Las Navas de Tolosa, un estupendo y moderno espacio expositivo a los pies de Despeñaperros, que invita al visitante a evocar aquella trascendental contienda.

10 comentarios:

augusto dijo...

¡¡¡¡ IMPRESIONANTE!!!!!

Yarik dijo...

WOW!!! Super work!

lmesteban dijo...

Gracias Augusto, thank you Yarik.Me alegro que os guste el diorama.
Realmente lo pasamos muy bien haciendo este tipo de escenas en grupo. De hecho, ya estamos con la siguiente: la toma de Pensacola !!

.......¿te animas Augusto? :)))

JorgeFS dijo...

Sería estupendo tener a Ferrer Dalmau en alguno de nuestros dioramas corales. Seguro que aportaba cosas muy interesantes.

informaticpol dijo...

Me encanta este bloc, es magnifico, felicidades a todos

Fernando GP dijo...

¡¡Muy buen diorama!! y seguro que recordar Pensacola quedará impresionante. Saludos

Toño Dafonte dijo...

En esto andabas el otro día, bribón... Ya lo veras, ya lo veras!!!
Muy bueno, como siempre.

Un abrazo

P.D.: Estoy con Jorge!!...

lmesteban dijo...

Muchas gracias a todos por vuestros comentarios.

Me gustaría reseñar que he recibido un correo del genial artista italiano Giuseppe Rava, enseñándome su particular versión de Las navas de Tolosa
Para aquellos que no conozcan la obra de este pintor e ilustrador transalpino, aquí tenéis el enlace a su web

Anónimo dijo...

Muy bueno el diorama, sobre todo el detalle de no poner al escudo de los Haro la dordura con las aspas referentes a la conquista de Baeza, ya en que la batalla de las Navas, ésta ciudad aun no se había conquistado

Alejandro De Fez dijo...

bello trabajo sobre todo pictorico, de una efemeride pisoteada por la casta anticatolica lacaya que maneja el protectorado progre mason español de hoy.