martes, 22 de enero de 2008

Limpiando el calzado

Una vez más, Waldo nos deleitó con una escultura soberbia basada en uno de los carteles de la Cepillería militar de Barcelona, que ha sido magníficamente pintada en esta ocasión por Francisco Javier Ruíz, Paco Lilliput.

5 comentarios:

lmesteban dijo...

No se si te llegó mi comentario privado Paco, por si acaso, que sepas que me ha gustado mucho tu pintura, se que has puesto lo mejor de ti en ella, y como único reparo: la colocación de la figura no deja ver la faja colorada, lo que le daría un punto de color a la misma.

Francisco Javier dijo...

Quiero aprovechar la oportunidad para agradecer a Waldo su empeño en modelar la figura lo que me hizo entrar en este proyecto que parece precioso.

Cuando monté el escenario, no caí en la cuenta de que se viese más la faja que, es cierto, constituye prácticamente el único punto de color de la pieza. Me tiré más a otros aspectos de la composición.

Un saludo

P.D. Luis, no he recibido ningún privado.

lmesteban dijo...

....vaya por Dios, no se entonces a que email te lo mandé, pero lo hice al día siguiente de que me mandeses las fotos. De hecho, me parecía raro que no contestases.
En cualquier caso, te decía lo mucho que me había gustado la figura y el marco que la habías encuadrado. Te hacía notar ese pequeño reparo, y el que no comentases ninguna figura en el blog....jejeje.
Lo dicho, amigo mio, enhorabuena por la obra y gracias por estar ahí con los demás.

Diego dijo...

Enhorabuena a los dos.
Me gusta muchísimo la escultura. Creo que no es una pose tan fácil como podría parecer a primera vista...

Waldo dijo...

Gracias Diego por tu comentario .Tienes toda la razon me dio mis quebraderos de cabeza la posturita, pero al final creo que el resultado fue aceptable.

P.D. Paco que te pensabas que te ibas a escaquear del poryecto je,je,je,.